Es espiritual, emocional.

El síndrome de alienación parental “no es sólo un lavado de cerebro, es todo en el sentido de la palabra. Es espiritual, emocional. Es intelectual” (abogado Jimmy Evans, en el Caso de la niña Sabrina Allen).

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/10/02/984831